Martelli Abogados Inicio  | Mapa del Sitio  | Webmail
Español     English     Português

Marco Legal: Impositivo, Aduanero y Cambiario

Impuestos Federales

Impuesto a las Ganancias

Las sociedades argentinas, ya sea que se trate de sociedades locales, subsidiarias locales de sociedades extranjeras (“subsidiarias”) o sucursales pertenecientes a empresas extranjeras, se encuentran sujetas al impuesto federal a las ganancias con una alícuota del 35% sobre la ganancia neta (ingreso bruto menos deducciones y amortizaciones admitidas). En la actualidad, el pago de dividendos o utilidades a los accionistas o a los titulares no se encuentra sujeto a la retención del impuesto a las ganancias, salvo cuando se supera un determinado índice: cuando los dividendos o utilidades distribuidas exceden la ganancia neta determinada o acumulada al cierre del ejercicio económico anterior al ejercicio en el que se realizó la distribución. En tal caso, la retención impositiva sería del 35% respecto del monto que exceda el índice.

En 1998, la República Argentina incorporó normas de capitalización exigua (“thin capitalization rules”) que limitan, en ciertos casos, la deducibilidad de intereses por préstamos otorgados por empresas extranjeras no financieras a sus sociedades controladas.

Existen en vigencia diversos tratados para evitar la doble imposición, celebrados con Canadá, Australia, Gran Bretaña, Suecia, Bolivia, Alemania, Brasil, Francia, Italia, Finlandia, Dinamarca, Bélgica, los Países Bajos, Noruega y Rusia. La Argentina ha celebrado con los Estados Unidos y con Suiza tratados para evitar la doble imposición en 1981 y 1997 respectivamente, pero los mismos no han sido ratificados y no han entrado en vigor. Argentina ha denunciado los convenios con Austria en 2009 y con Chile y España en 2012.

Impuesto al Valor Agregado (“IVA”)

Generalidades

Este impuesto federal se aplica a la venta de bienes muebles, la prestación de servicios y la importación de bienes. La alícuota del impuesto es del 21%.

La diferencia entre el crédito de IVA y el débito de IVA debe pagarse a la Dirección General Impositiva en forma mensual. El IVA crédito puede trasladarse de un mes a otro sin límite de tiempo.

Aspectos particulares de la actividad petrolera y minera

Las Uniones Transitorias de Empresas son consideradas, a los efectos del IVA, como independientes de las empresas (sociedades) que las componen. Las transacciones entre dichas Uniones Transitorias de Empresas y las empresas que las componen, y entre éstas entre sí, están gravadas con el IVA.

Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta

Este impuesto se aplica sobre los activos, entre otros, de las sociedades domiciliadas en Argentina y las sucursales de empresas extranjeras establecidas en el país. La alícuota es del 1%.

Este impuesto puede compensarse con el impuesto a las ganancias.

Impuesto a los Bienes Personales

Este impuesto se aplica, en principio, a las personas físicas residentes en la República Argentina. Sin embargo, una sociedad extranjera debe pagar este impuesto en los siguientes casos:

Tenencias accionarias, de cuotas parte o de participaciones

Las sociedades locales deben pagar este impuesto en forma anual sobre el valor de las acciones, cuotas o participaciones cuyos titulares sean personas físicas y/o sucesiones indivisas domiciliadas en Argentina o en el exterior, y/o sociedades y/o cualquier otro tipo de persona de existencia ideal, domiciliada en el exterior. La correspondiente valuación es realizada en función del patrimonio neto proporcional. La alícuota es del 0,5%.

La sociedad argentina que paga este impuesto tiene derecho a percibir un reembolso de los accionistas ya sea a través de una retención o por la ejecución de las acciones correspondientes.

Tenencia directa de activos

Corresponderá el pago de este impuesto sobre los activos que pertenezcan a sociedades o cualquier otra entidad radicada o ubicada en el exterior, en países que no apliquen regímenes de nominatividad de los títulos valores privados.

En este caso, la alícuota impositiva es del 2,5%. Este criterio no es de aplicación cuando los titulares directos sean compañías de seguros, fondos abiertos de inversión, fondos de pensión o entidades bancarias o financieras cuyas casas matrices estén constituidas o radicadas en países en los que sus bancos centrales u organismos equivalentes hayan adoptado los estándares internacionales de supervisión bancaria establecidos por el Comité de Bancos de Basilea.

La sociedad argentina que pague este impuesto tiene derecho a obtener un reembolso de parte de sus accionistas ya sea a través de sus retenciones o de la ejecución de las acciones correspondientes.

Impuesto a los Débitos y Créditos Bancarios

Este impuesto se aplica sobre los movimientos de débito y crédito que se produzcan en las cuentas bancarias. La alícuota general es del 0,6% por cada movimiento. Un 34% del 0,6% aplicable sobre el movimiento de crédito, podrá computarse para el pago del Impuesto a las Ganancias o el Impuesto a la Ganancia Mínima Presunta. 

Impuestos Provinciales

Impuesto a los Ingresos Brutos

Este impuesto local se aplica sobre el ingreso bruto obtenido por entidades o personas físicas que llevan a cabo actividades económicas dentro del territorio de una provincia. Las alícuotas impositivas varían según la actividad y la provincia, pero en términos generales, oscilan entre el 1% y 3% para actividades primarias, el 3% para actividades de comercialización, y 4% a 5% para actividades financieras o de intermediación.

Impuesto de Sellos

El impuesto de sellos se aplica a los contratos que se suscriban dentro del territorio de una provincia o que produzcan efectos en la misma. Las alícuotas impositivas varían según el tipo de acuerdo y la provincia. La mayoría de los códigos fiscales establecen que dichos contratos serán gravados con el impuesto ya sea al momento de su formalización (es decir, su firma por las partes, o a través de una escritura pública) o cuando fuere celebrado mediante intercambio epistolar. En consecuencia, se convirtió en práctica usual entre numerosas empresas celebrar contratos con aceptación tácita. En términos generales, esta aceptación tácita consiste en el depósito bancario o la entrega de un determinado producto al cual se refiere el contrato. Al día de la fecha, las únicas provincias que han gravado expresamente los contratos celebrados en forma tácita son Tierra del Fuego y Neuquén pero esa extensión del impuesto es cuestionable desde el punto de vista constitucional. 

Aduanero

La ley 22.415, conocida también como Código Aduanero Argentino, rige en materia de comercio exterior para todo el ámbito terrestre, acuático y aéreo sometido a la soberanía de la Nación Argentina. Como parte de dicho ámbito, la ley define los conceptos de “territorio aduanero general” y “territorio aduanero especial”, dependiendo se aplique un sistema arancelario general o especial de prohibiciones de carácter económico a las importaciones y a las exportaciones. Un ejemplo de territorio aduanero especial es la Isla Grande de Tierra del Fuego.

El Código Aduanero Argentino prevé distintas modalidades de importación y exportación. Entre las más habituales se encuentran las siguientes: 

  • Importación para consumo: es aquella en virtud de la cual la mercadería importada puede permanecer por tiempo indeterminado dentro del territorio aduanero.
  • Importación temporaria: es aquella en virtud de la cual la mercadería importada puede permanecer con una finalidad y por un plazo determinado dentro del territorio aduanero. La mercadería puede o no sufrir transformación, aunque desde el momento de su libramiento, queda sometida a la obligación de reexportarla para consumo con anterioridad al vencimiento del mencionado plazo.
  • Exportación para consumo: es aquella en virtud de la cual la mercadería exportada puede permanecer por tiempo indeterminado fuera del territorio aduanero.
  • Exportación temporaria: es aquella en virtud de la cual la mercadería exportada puede permanecer con una finalidad y por un plazo determinado fuera del territorio aduanero, pudiendo sufrir transformación o no. Desde el mismo momento de su exportación, la mercadería queda sometida a la obligación de reimportarla para consumo con anterioridad al vencimiento del mencionado plazo.

Tanto la importación como la exportación para consumo están sujetas a imposición de tributos cuyo tipo y cuantía dependen de la mercadería de que se trate. La importación y exportación temporarias no están sujetas a la imposición de tributos.

Para el caso particular de los hidrocarburos, partir del dictado de la ley 25.561 (Ley de Emergencia Económica, de fecha 6 de enero de 2002) se estableció la aplicación de derechos de exportación. Estos derechos han ido variando a través del tiempo como reguladores de los precios domésticos y con alícuotas del 45% en el caso de exportación de petróleo crudo y del 100% del valor del gas natural de importación aplicable a la exportación de gas natural.

Dichos derechos se extendieron, también, a otros productos tales como los minerales no sujetos a estabilidad fiscal previa (de entre un 5% y un 10%), productos agropecuarios (soja 35%) y maquinarias y equipos en general.

Cambiario

Desde el segundo semestre de 2011, y como consecuencia del proceso de aceleración de salida de capitales producido en el mes de octubre de 2011, el gobierno argentino puso en marcha una serie de medidas en materia cambiaria tendientes a limitar el libre egreso de divisas. 

En breve, la situación actual es la siguiente:

  • Dividendos: Si bien no existen restricciones desde el punto de vista legal para  transferir dividendos, se requiere previa conformidad del Banco Central de la República Argentina (BCRA).
  • Capital e intereses de una deuda: Pueden transferirse libremente – a su vencimiento – en caso de que el préstamo haya sido previamente informado al Banco Central de la República Argentina en cumplimiento con las regulaciones aplicables de dicha entidad. Las prórrogas también deberán cumplir con los requisitos del BCRA a fin de poder realizar libremente transferencias al exterior.
  • Importaciones de bienes: Los pagos al exterior podrán realizarse previo cumplimiento de los requisitos descriptos debajo:

    La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), mediante Resolución General N°3252/12 (vigente desde febrero 2012),  creó el sistema de Declaración Jurada Anticipada de Importación o “DJAI”, estableciendo para los importadores la obligación de presentar la DJAI ante la AFIP en forma previa a la operación de importación. La DJAI incluye datos referidos a la descripción de la mercadería y precio y es puesta a disposición de AFIP y Secretaría de Comercio Interior entre otros, quienes podrán hacer observaciones a las importaciones en un plazo no mayor a 15 días hábiles.
  • Importaciones de servicios: El mecanismo establecido para la importación de bienes también alcanza algunos servicios, como ser contratos de licencia de marcas y patentes, regalías, y contratos de tecnología.

    Mediante Resolución General (AFIP) 3276, se crea la Declaración Jurada Anticipada de Servicios o “DJAS” para aquellas prestaciones de servicios efectuadas por sujetos del exterior a prestatarios residentes en el país y cuyo monto supere US$ 100.000 al año. El pago al exterior del servicio requiere validación de AFIP y conformidad del BCRA para aquellas operaciones que superen los US$ 100.000 al año.
  • Exportaciones de bienes y servicios: Las divisas deben liquidarse en el mercado local dentro de los diferentes plazos previstos por el Banco Central de la República Argentina.

Para poder controlar el flujo de divisas que ingresa a la Argentina, de manera tal de poder mantener un tipo de cambio controlado, en el año 2005 el Gobierno puso en marcha ciertas medidas en virtud de las cuales las divisas que entran al país están sujetas a un encaje del 30% que se realiza a través de un único depósito bancario anual en dólares estadounidenses que no devenga intereses.

Las principales excepciones a dicho encaje son las siguientes:

  • Inversiones extranjeras directas (definidas como una tenencia del 10% o más del capital de una sociedad).
  • Ingresos por endeudamientos financieros con el exterior, contraídos con el objeto de adquirir activos no financieros en la República Argentina, siempre que dicha deuda haya sido contraída por un plazo que no supere los dos años, incluido en su cálculo el pago de capital e intereses. El término “activos no financieros” significa: (i) las inversiones realizadas en activos fijos; (ii) activos intangibles por costos mineros; (iii) gastos de investigación y exploración; (iv) adquisición de derechos de explotación registrados como “activos intangibles”; (v) inversiones en activos similares a los derechos de propiedad intelectual registrados como “activo intangible”.
  • Inversiones que tengan como fin la adquisición de inmuebles por parte de no residentes en la República Argentina.
  • Deuda asumida con entidades multilaterales y bilaterales de crédito ya sea en forma directa o a través de sus agencias.
  • Otros endeudamientos financieros con el exterior para cancelar deuda externa y/o para crear Activos Externos de Largo Plazo.
  • Compra de bienes y servicios a ser registrados como “bienes de cambio” en la medida que los mismos no constituyan activos financieros.

ml_impositivo
 
Copyright © 2009 | All rights reserved | Created and Maintained by Marketing Plus S.A.